SEGUIDORES

martes, 6 de agosto de 2013

Como aquel que calla otorga.

Dicen que cuando pasa el tiempo, las heridas cierran, nada duele, y te olvidas de todo. Bueno, también decían que la tierra era plana y que el cielo era el límite. También suelen decir que la distancia algún día pasa, y se reduce a nada, que cuando quieres a una persona estás con ella por encima de todo, y de todos. Que la vida se mide en los momentos que te dejan sin respiración, y no por los que respiras. Que las pequeñas cosas son las que te hacen grande día y día y un montón de frases un poco sin sentido más. Ahora, pensemos en la vida. A veces, todo se reduce a recuerdos y no hay forma de volver atrás, a veces, las personas que pensabas que siempre estarían ahí, ya no están, han desaparecido, a veces la suerte se cambia de lado y se va con todas esas personas que intentan hacerte daño. Y tú dejas de creer en cuentos. Ya no eres tan inocente. No puedes expresarte ni a través de una pantalla y las conversaciones que te hacían olvidar todo ya no existen ni en tu memoria. No puedes ni soltar una lágrima aunque te duela, pero no eres capaz. No tienes con quién hablar y eso que parece que estás rodeada de gente. Y te preguntas por qué. Y nadie contesta. Nadie responde, porque esa pregunta solo debes responderla tú. Nadie puede responder a tu vida, nadie debe guiar tu vida, y nadie guiará tu vida nunca. Ni siquiera el destino.

miércoles, 9 de enero de 2013

Entonces dijo:

"Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine, por eso he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad… El  está loco. Definitivamente loco… Lo rico, engorda. Lo bonito, sale caro. El sol que ilumina tu rostro, arruga. Y lo realmente bueno de esta vida, despeina… 
- Hacer el amor despeina. 
- Reírte a carcajadas despeina. 
, volar, correr, meterte  el mar despeina. 
- Quitarte la ropa despeina. 
- Besar a la persona que amas, despeina.
- Jugar despeina. 
- Cantar hasta que te quedes sin aire despeina. 
- Bailar hasta que dudes si fue buena idea ponerte tacones altos esa noche te deja el pelo irreconocible… 
Así que como siempre, cada vez que nos veamos, yo voy a estar con el pelo despeinado… 
Sin embargo, no tengas duda de que estaré pasando por el momento más feliz de mi vida. Es ley de vida: siempre va a estar más despeinada la mujer que elija ir en el primer carrito de la montaña rusa, que la que elija no subirse. 
Puede ser que me sienta tentada a ser una mujer impecable, peinada y planchadita por dentro y por fuera. El aviso clasificado de este mundo exige buena presencia: Péinate, ponte, sácate, cómprate, corre, adelgaza, come sano, camina derecha, ponte seria… 
Y quizá debería seguir las instrucciones, pero ¿cuando me van a dar la orden de ser feliz? 
Acaso no se dan cuenta que para estar guapa, me debo de sentir guapa… ¡La persona más guapa que puedo ser!"

lunes, 7 de enero de 2013

Bienvenido.

Hola, 2013. Te acabo de conocer y ya te odio. Solo quiero decirte que espero que me des motivos para dejar de tenerte asco, para no desear que termines nunca y para poder decir que quiero un 2014 igual. Quiero que siga con las mismas personas, las que me han ayudado y me han demostrado que puedo contar con ellas, aunque halla mil baches que tengamos que superar. Aunque tropecemos tres, cuatro y cinco veces con la misma piedra, quiero que sigan a mi lado, porque sin esas personas estaría perdida y las quiero, así, con sus defectos y todo. Quiero sentirme viva, con cualquier cosa. Que siga con los pies en la tierra y la cabeza en el cielo. Quiero que supere Semana Santa con nota, que permanezca a mi lado si no es para siempre, por mucho tiempo. Que termine de entender que lo único que importa es aparentar. Que nadie saque lo peor de mí. Quiero que la familia aumente, nunca que disminuya. Que la palabra amargura solo aparezca en el diccionario. Que él siga siendo mis ojos. Que mis palabras escritas, sigan siendo lo que siempre quise decir, y nunca pude. Que no se me malinterprete. Que la escritura, la fotografía y la música sigan siendo los tres factores que me identifiquen. Que todo vuelva a ser como antes, como en los viejos tiempos. Que recupere amistades de años. Que siga sonriendo, aunque sea sin motivos; sonreír, por mí, por ellos, por quien quiera que sea, porque sonreír es lo único que vale la pena. Que llegue verano, y que me demuestre el doble. Que siga viajando, que siga conociendo. Que sean vacaciones. Que las lágrimas se puedan contar con los dedos de una mano. Que terminen de comprender que la palabra distancia no solo significa estar lejos de una persona físicamente. Que llegue a entender que las sonrisas también se pintan de melancolía, tristeza y que algunas se disfrazan y no significan nada. Que me mire al espejo y sepa como colaborar con la persona que está enfrente. Quiero quedarme aquí, pero solo si es con ellos. Sé que son muchas cosas las que te pido, y no podrás lograr todas, aunque tienes muchos días y meses para hacerlo, pero no quiero terminar este año como empezó, siendo una auténtica mierda. Por supuesto, quiero aceptar, a lo largo de los años, por mucho que me niegue a creérmelo, que las peores cicatrices, no son exactamente las que están en la piel.

lunes, 26 de noviembre de 2012

No se trata de la cantidad, sino de la calidad.

No os preocupéis si alguna vez solo tenéis cinco amigas, aunque tú pienses que son pocas, posiblemente sean muchas, o, en su defecto, las adecuadas. Que lo que importa es la relación y la duración. Yo llevo una vida con las mismas personas y puedo decir que son las mejores. Y como diría una de estas cinco personitas: "no soy mucho de decir para siempres, pero sé que lo nuestro no tiene final."

ROCK AND ROLL

ROCK AND ROLL

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.