SEGUIDORES

viernes, 16 de septiembre de 2011

No a todas las puertas las abre la misma llave.

¿Que una llave abre todas las puertas? Creo que no, bueno, quizás alguien con suerte si que tenga solo una llave 
y con ella llegue a todos los sitios, pero la mayoría de la gente, no. 
Puede que al abrir una puerta te encuentres con otra y no tengas llave, puede que al abrir la siguiente te encuentres con un barranco y caigas a lo más profundo, tú, sola. 
Quizás alguien te saque de ahí dejándote su llave y al abrir la siguiente puerta te encuentres con un laberinto sin salida. 
Puede que te pierdas en ese laberinto y no salgas, nunca, y la persona que te ayudó antes ya no tiene llave, te la dio a ti, ¿recuerdas?, por lo tanto, os perdéis los dos, bueno, al menos no estás sola. Puede que te den tres puertas y tengas que elegir una, y aciertes de puerta o que te equivoques y que te coma un león hambriento.
 Claro que hay más llaves, pero tú solo tienes una, más la que te dejen, te den, más pequeños momentos de felicidad, vamos. 
Esa llave, la que tú tienes, abre las puertas de la amistad, del amor, del salud, del trabajo... 
Quizás en alguna puerta se rompa y se quede estancada, pero hazme caso, alguien tiene que venir y ayudarte a sacarla. SIEMPRE, siempre, vas a tener a alguien ahí, puede que no sea quien tu quieras, pero oye, por lo menos no estas sola. 
Y recuerda que todos llaman experiencia a lo que se suele llamar error, por lo tanto, tranquila y ánimo que siempre hay un motivo para continuar.


ROCK AND ROLL

ROCK AND ROLL

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.