SEGUIDORES

viernes, 23 de marzo de 2012

Me peleé con el silencio y me ganó con su particular grito de guerra.

...hasta oía mis pensamientos, y mi respiración eran las notas que acompañaban a los compases de los latidos de mi corazón junto con los silencios de otro pentagrama, que aunque era silencio, sonaban más fuertes que cualquier nota. 
Me volví loca, sí... 
    loca por no tenerte, porque no tenía tu voz, solo escuchaba los latidos de mi corazón, que me indicaban como burlándose de mí que seguía viva, y que mi vida se apagaba lentamente mientras que yo no podía hacer nada para evitarlo, que se me escapaba la energía de vivir, que se me apagaba la sonrisa y poco a poco, ir cerrando los ojos, y ahí fue cuando el silencio, ganó la partida, y antes de dormirme pude escuchar como me dedicaba un silbido, como suena la lluvia al caer y también, pude ver lo imposible.

ROCK AND ROLL

ROCK AND ROLL

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.