SEGUIDORES

lunes, 7 de enero de 2013

Bienvenido.

Hola, 2013. Te acabo de conocer y ya te odio. Solo quiero decirte que espero que me des motivos para dejar de tenerte asco, para no desear que termines nunca y para poder decir que quiero un 2014 igual. Quiero que siga con las mismas personas, las que me han ayudado y me han demostrado que puedo contar con ellas, aunque halla mil baches que tengamos que superar. Aunque tropecemos tres, cuatro y cinco veces con la misma piedra, quiero que sigan a mi lado, porque sin esas personas estaría perdida y las quiero, así, con sus defectos y todo. Quiero sentirme viva, con cualquier cosa. Que siga con los pies en la tierra y la cabeza en el cielo. Quiero que supere Semana Santa con nota, que permanezca a mi lado si no es para siempre, por mucho tiempo. Que termine de entender que lo único que importa es aparentar. Que nadie saque lo peor de mí. Quiero que la familia aumente, nunca que disminuya. Que la palabra amargura solo aparezca en el diccionario. Que él siga siendo mis ojos. Que mis palabras escritas, sigan siendo lo que siempre quise decir, y nunca pude. Que no se me malinterprete. Que la escritura, la fotografía y la música sigan siendo los tres factores que me identifiquen. Que todo vuelva a ser como antes, como en los viejos tiempos. Que recupere amistades de años. Que siga sonriendo, aunque sea sin motivos; sonreír, por mí, por ellos, por quien quiera que sea, porque sonreír es lo único que vale la pena. Que llegue verano, y que me demuestre el doble. Que siga viajando, que siga conociendo. Que sean vacaciones. Que las lágrimas se puedan contar con los dedos de una mano. Que terminen de comprender que la palabra distancia no solo significa estar lejos de una persona físicamente. Que llegue a entender que las sonrisas también se pintan de melancolía, tristeza y que algunas se disfrazan y no significan nada. Que me mire al espejo y sepa como colaborar con la persona que está enfrente. Quiero quedarme aquí, pero solo si es con ellos. Sé que son muchas cosas las que te pido, y no podrás lograr todas, aunque tienes muchos días y meses para hacerlo, pero no quiero terminar este año como empezó, siendo una auténtica mierda. Por supuesto, quiero aceptar, a lo largo de los años, por mucho que me niegue a creérmelo, que las peores cicatrices, no son exactamente las que están en la piel.

ROCK AND ROLL

ROCK AND ROLL

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.