SEGUIDORES

martes, 6 de agosto de 2013

Como aquel que calla otorga.

Dicen que cuando pasa el tiempo, las heridas cierran, nada duele, y te olvidas de todo. Bueno, también decían que la tierra era plana y que el cielo era el límite. También suelen decir que la distancia algún día pasa, y se reduce a nada, que cuando quieres a una persona estás con ella por encima de todo, y de todos. Que la vida se mide en los momentos que te dejan sin respiración, y no por los que respiras. Que las pequeñas cosas son las que te hacen grande día y día y un montón de frases un poco sin sentido más. Ahora, pensemos en la vida. A veces, todo se reduce a recuerdos y no hay forma de volver atrás, a veces, las personas que pensabas que siempre estarían ahí, ya no están, han desaparecido, a veces la suerte se cambia de lado y se va con todas esas personas que intentan hacerte daño. Y tú dejas de creer en cuentos. Ya no eres tan inocente. No puedes expresarte ni a través de una pantalla y las conversaciones que te hacían olvidar todo ya no existen ni en tu memoria. No puedes ni soltar una lágrima aunque te duela, pero no eres capaz. No tienes con quién hablar y eso que parece que estás rodeada de gente. Y te preguntas por qué. Y nadie contesta. Nadie responde, porque esa pregunta solo debes responderla tú. Nadie puede responder a tu vida, nadie debe guiar tu vida, y nadie guiará tu vida nunca. Ni siquiera el destino.

ROCK AND ROLL

ROCK AND ROLL

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.