SEGUIDORES

jueves, 7 de junio de 2012

Te había escrito... y te volvería a escribir.

Había escrito un texto para ti, un borrador que no publicaré nunca, una parte de mí incrustada en unas palabras, unas letras, un ordenador, cualquiera. Te había escrito un texto eterno, de esos míos, que salen del corazón, pero sé que ni siquiera te molestarías por leer el título. Te había escrito un verso, unas rimas, hasta una canción. Te había escrito mi pasado, mi presente y nuestro futuro. Te habría escrito cualquier cosa, y pintado la luna si me lo hubieras pedido. Te había escrito en todas las formas verbales, incluido el futuro perfecto. Te había escrito, porque me inspiras, aunque me abandones cada día un poco más. Te había escrito, porque sé que las palabras hacen daño, y lo siento, pero yo no leí mi argumento después de escribirlo, preferí no hacerlo, pero supongo, que no tenía mucho sentido, ni siquiera corregí una simple tilde. Te había escrito tu vida, resumiéndote tus mentiras, que ni tú mismo creías; te había hablado de todo y de nada, te había escrito un texto eterno, pero se que ni siquiera te molestarías por leer el título...
De todas maneras, no te mereces ni leer la primera letra de la primera palabra de la primera frase. Había escrito un texto para ti, pero nunca llegará a leerlo nadie, y nunca nadie podrá criticarlo, ni siquiera admirarlo, te había escrito un texto eterno...
Te había escrito todo lo que vivimos, había escrito todo, pero tranquilo, nunca escribí que lo nuestro, fue una causa perdida.

ROCK AND ROLL

ROCK AND ROLL

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.