SEGUIDORES

domingo, 18 de septiembre de 2011

Una lágrima que desemboca en una sonrisa.

-Hace como dos años yo tenía medio, miedo de que los amigos que conseguimos en la infancia desapareciesen. Ahora lo recordé y me dije: "Coño! Pero y yo que tomaba entonces?!" Y ahora me he dado cuenta de que mis miedos se han hecho realidad...
+Hace como unas horas yo tenía miedo, miedo de quedarme sola y que nadie me aceptaba, miedo al que se burlen de ti y no encajar en ningún sitio,miedo a perderos/perderles, al que hablen mal de mi a mis espaldas y, por mucho que diga, miedo al que me lo echen en cara. Entonces me llamo alguien, alguien que siempre ha sido mucho para mí, y me dije: *Aún no estoy perdida, todavía no*.
-Hace como dos segundos, acabo de terminar de leer un mensaje privado, un bonito escrito realizado por la única persona capaz de expresarse así con ayuda de unos botones y palabras en pantalla, capaz de que esas mismas palabras le puedan llegar a esta lectora de paladar exigente. Sólo le quería recordar, intentando en lo mínimo ser pesada, que no está sola, y que no lo va a estar mientras yo siga creyendo en ella. Que si se siente perdida cogeré un barco y naufragaré hasta encontrarla si es necesario; que si se siente sola seré el pez que nade junto a ella en esa pequeña pecera redonda del estante de arriba; que si siente que se burlan de ella seré yo quien le eche pintura verde por encima a los que lo hagan; que si no se siente aceptada será porque es demasiado perfecta; que si siente miedo le compraré una pequeña luz que pueda enchufar cuando caiga el manto de la oscuridad; que si no encaja es porque se olvidó dar la vuelta a la ficha; que si siente que pierde algo, que esté tranquila, que allí estaré yo para amañar el juego y que ella sea la vencedora; que si hablan a sus espaldas, que cuiden de las suyas, porque allí estaré yo para darles una puñalada; que si algún día le echan en cara cualquier cosa, allí les estaré esperando para darles en los morros con un delicioso pastel. 
Que si algún día oye el teléfono que lo coja sin pensarlos dos veces, al otro lado de la línea podría estar yo, preparada para decirle que: " Si te sientes sola, háblame, aunque no te pueda ver ".

ROCK AND ROLL

ROCK AND ROLL

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.

Cuando ríe, el mundo entero me da igual.